TV o proyector ¿Cuál elegir?

TV o proyector

TV o proyector, es una pregunta que hoy se hace a menudo gracias a la alta calidad de estas herramientas. A continuación ofrecemos uno serie de consejos para elegir el producto que se adapte a sus necesidades y evaluar las diferencias de estos dos dispositivos de video.

La mejor televisión inteligente de 32 pulgadas

Las características del televisor: los pros y los contras.

Pantalla plana, calidad de imagen cercana a la del cine, tamaño y bajo consumo de energía son algunas de las principales características de los televisores modernos.

El abreviaturas LCD, LED y OLED indicar los diferentes modelos de TV en función de cómo se genera la imagen.

De hecho, si la fuente de luz se crea mediante un sistema de retroiluminación con lámparas fluorescentes de cátodo frío, hablaremos de Tecnología LCD, televisores que hoy esperan un mayor consumo de energía, una menor resolución pero un menor costo.

Una forma de LCD es en cambio el televisor LED, acrónimo de Light Emitting Diode, que usa i la luz emite diodos, un sistema que en cambio ofrece resoluciones muy altas, bajo consumo de energía, pero un costo ligeramente superior.

Finalmente las últimas versiones de OLED TV, siempre que sea el propio panel el que emite luz gracias a un diodo de emisión orgánico que se activa una vez sometido a una descarga de energía.

Respecto a Los modelos LCD y LED tienen una mejor calidad de imagen, y un bajo consumo energético, pero requieren una inversión económica sustancial sobre todo si se necesita un tamaño grande.

Los mejores televisores OLED:

Mejores televisores LED:

Los mejores televisores QLED:

Mejor proyector de video

Por qué comprar un proyector: cuáles son las ventajas y desventajas.

El termino video proyector indica un instrumento electrónico de tamaño muy compacto, fácil de transportar y con la función principal de proyectar una imagen sobre una superficie blanca o una pantalla adecuada.

Uno de los principales ventajas del proyector es poder utilizar diferentes fuentes de video con alta resolución, esto es posible gracias a nuevas tecnologías como el sistema DPL y el sistema 3LCD.

En el primer caso, se utiliza un chip y espejos para regular la emisión de un haz de luz, mientras que las versiones LCD permiten ajustar los tres colores principales, rojo, verde y azul, generados por tres pantallas de cristal líquido.

El único defecto de este instrumento es la falta de una fuente de audio, por lo que debe integrarse con sistemas especiales para reproducir un efecto sonoro de alto nivel.

Para realizar una compra adecuada, es importante tener en cuenta que, aunque los videoproyectores y los televisores son herramientas para reproducir imágenes y vídeos, tienen muchas diferencias:

Instalación: el televisor no requiere ninguna atención especial en su colocación, ya que el cableado de los hilos se puede hacer en poco tiempo. La situación es diferente en el caso de un videoproyector, que tendrá que situarse lejos de la pantalla y, por tanto, necesitará cables de extensión para las distintas proyecciones de energía y luz.
Espacio: el videoproyector requiere más espacio para expresar todo su potencial, de hecho se necesitará una pared libre de al menos un metro cuadrado para colocar la pantalla, así como una distancia de 4-5 metros de la misma para colocar el dispositivo. En cambio, el televisor, por sus diferentes tamaños, puede adaptarse a cualquier entorno.
Luminosidad: al comparar el efecto de la iluminación, los videoproyectores requieren entornos más oscuros, por lo que la visibilidad se vuelve poco clara en presencia de fuentes de luz elevadas, un problema que no ocurre con los nuevos televisores.
Calidad de imagen: tanto los proyectores como los televisores admiten distintos tipos de resolución, por lo que son comparables.
Servicio: los televisores no requieren servicio gracias a las nuevas tecnologías, mientras que los proyectores requieren la sustitución de las lámparas después de un determinado número de horas.
Inversión: por último, en cuanto a los precios, los proyectores ofrecen la posibilidad de obtener una imagen de cine en casa a un coste mucho menor que una pantalla de 80 pulgadas en un televisor.

Descubra los mejores proyectores láser.

¿TV o proyector? ¿Qué elegir?

Pero, ¿Cómo elegir entre TV o proyector? La valoración puede hacerse en función del uso y la finalidad de la compra.

Por lo tanto, si quieres un dispositivo al que puedas acceder a menudo durante el día y la noche para ver diferentes programas, entonces podría ser más adecuado comprar un televisor.

Si, por el contrario, quieres un efecto muy parecido al del cine, y tienes el espacio adecuado, puedes optar por un videoproyector.

Al final la elección TV o proyector queda a tu elección aunque cada uno tiene su momento de disfrutarlo.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta